Impulsando la sostenibilidad: Softtek analiza las 10 tendencias CleanTech que impactarán en la industria TI en 2024

203

El cambio climático es una realidad innegable y requiere de soluciones tecnológicas avanzadas. Este asunto es aún más crítico si se tienen en cuenta las estimaciones en torno al crecimiento de la población mundial. Según Naciones Unidas, es probable que en 2050 convivan hasta 9.700 millones de personas, 2.000 millones más que en la actualidad. Esto sitúa a la industria tecnológica en una posición crucial para liderar esta transición hacia un mundo más sostenible. Con este objetivo en mente, la adopción de soluciones de CleanTech y GreenTech se vuelve sumamente relevante.

En este contexto, las empresas tecnológicas juegan un papel clave, ya que desde su posición pueden abogar por soluciones sostenibles que van desde la eficiencia energética hasta una política de movilidad ecofriendly. La demanda de tecnologías con cero de carbono se ha disparado, lo que ofrece un enorme potencial de crecimiento a la industria de la tecnología verde. Por ello, Softtek, como empresa tecnológica global, presenta las 10 tendencias que están dando forma a la tecnología sostenible:

1.       Blockchain: esta tecnología está transformando la gestión de la energía renovable a través de una cadena de suministro energético más transparente. Con ella, es más sencillo el seguimiento en de la generación y distribución de energía, garantizando la trazabilidad y autenticidad de la energía renovable. De esta manera, la adopción de energías limpias y la reducción de las emisiones de carbono se están acelerando, también como consecuencia de la mayor concienciación ambiental. Estas fuentes sostenibles reducen la dependencia de combustibles fósiles y mitigan el cambio climático.

2.       Inteligencia Artificial: es un aliado a favor de la eficiencia energética, ya que permite analizar y optimizar el consumo de energía en edificios, plantas industriales y ciudades enteras. Mediante su implementación, es más fácil predecir la demanda de energía, identificar patrones de consumo ineficiente y automatizar ajustes en tiempo real para desperdiciar menos energía. Esto reduce costes y contribuye a reducir las emisiones de carbono.

3.       Computación cuántica: está revolucionando la simulación ambiental al ofrecer capacidades de procesamiento incomparables, lo que permite a científicos y expertos en sostenibilidad simular y modelar con precisión los efectos del cambio climático, y el impacto de las decisiones empresariales a nivel medioambiental. La simulación cuántica permite evaluar estrategias de mitigación de carbono, diseñar soluciones para la conservación de recursos y acelerar la investigación en energías renovables. Esta promete acelerar el desarrollo de soluciones sostenibles.

4.       Internet de las Cosas: sensores avanzados conectados a la recogen datos en tiempo real sobre la calidad del aire y otros aspectos del entorno para dar pie decisiones informadas y soluciones más sostenibles. Con el IoT, los recursos naturales se pueden gestionar proactivamente para responder con rapidez a eventos ambientales, lo que genera una mayor resiliencia y sostenibilidad.

5.       Realidad : está cambiando la educación ambiental mediante experiencias inmersivas que aumentan la comprensión en torno a los retos medioambientales. Creando simulaciones y entornos virtuales, las organizaciones pueden capacitar a empleados y estudiantes en prácticas sostenibles, optimizar la toma de decisiones y caminar hacia la empatía medioambiental. La RV se está utilizando para concienciar sobre la conservación de ecosistemas, la gestión de residuos y la adopción de estilos de vida sostenibles.

6.       Redes 5G: favorecen la gestión avanzada de dispositivos interconectados. Hacen posible una comunicación más veloz y eficaz entre los dispositivos de IoT y sensores medioambientales para disminuir el gasto de energía. Esto mejora tanto sistemas como procedimientos, y reduce las emisiones de carbono.

7.       Cloud Computing sostenible: las tecnologías de nube sostenibles rebajan el impacto ambiental de los centros de datos, ayudan a reducir el consumo de energía y el desperdicio de recursos, y a garantizar más disponibilidad y escalabilidad. Optimizando los servidores y la gestión de datos, las compañías pueden ser más sostenibles al minimizar su huella de carbono.

8.       Robótica y Automatización en la agricultura sostenible: permiten gestionar los cultivos y recursos naturales con mayor precisión mediante labores como el monitoreo de los cultivos. En este terreno, con la IA y la visión por computadora es más sencillo identificar enfermedades de las plantas y mejorar el uso de fertilizantes y pesticidas. Así, el impacto medioambiental es menor y la producción agrícola mejora.

9.       Realidad Aumentada (RA): las aplicaciones de RA ayudan a visualizar datos en tiempo real sobre cómo se consume la y de qué manera se gestionan los sistemas de climatización, iluminación y electrónica. Esta tecnología resulta clave para tomar decisiones informada; reducir el gasto de energía y las emisiones de carbono; y mejorar la sostenibilidad en la construcción.

10.    Bioinformática: los científicos tienen la capacidad de identificar compuestos farmacéuticos con menos impacto ambiental gracias a los algoritmos de aprendizaje automático y análisis de datos genómicos. De este modo, la investigación y el desarrollo de medicamentos más seguros para el medio ambiente se acelera. Y, a raíz de ello, los desechos químicos se reducen y la producción farmacéutica se optimiza.