Una alternativa real a los datáfonos: cuatro ventajas de apostar por Tap to Pay

0 122

Pagar con tarjeta se ha convertido en una costumbre. Cada vez son más los usuarios que han abandonado el efectivo para pasarse a los pagos digitales. Así se explica que en España haya 2,36 millones de terminales de puntos de venta (TPV), lo que refleja un aumento del 8% en el último año y un 2% más que el segundo trimestre de 2022, según los datos disponibles del Banco de España, correspondientes al tercer trimestre del año anterior. Los datáfonos están a la orden del día en negocios como restaurantes, bares, hoteles y .

De hecho, estos dispositivos registraron cerca de 5.400 millones de operaciones durante los tres primeros trimestres de 2022, lo que arroja un promedio demoledor si se compara con la estadística de todo el 2021: 6.101 en total. Sin embargo, en el mercado existe una alternativa de pago especialmente diseñada para que los pequeños negocios y los autónomos puedan realizar los cobros desde sus propios dispositivos móviles, sin necesidad de cargar con los TPV.

Tap to Pay resulta especialmente práctico para autónomos o pequeñas empresas que ofrecen sus servicios a domicilio, o realizan desplazamientos en su día a día y no quieren cargar a todos lados con un dispositivo adicional. De esa manera podrán recibir los pagos por sus servicios con tarjeta de manera fácil y cómoda. Es una alternativa ideal para taxis, servicios de reparaciones a domicilio, repartidores o bien para comercios tradicionales y restaurantes.

Para entender esta tecnología, PaynoPain, empresa tecnológica española especializada en el de herramientas de pagos online, explica las cuatro ventajas de integrar Tap to Pay en el día a día de los pequeños comercios y los autónomos:

  • Minimizar los gastos: al eliminar la necesidad de contratar un TPV, los para los negocios se reducen. Los comercios solamente tienen que contar con una tableta o un smartphone para convertirlo en un TPV móvil. La inversión se limita a configurar la aplicación para convertir el dispositivo en un lector de tarjetas.
  • Mayor comodidad: para un profesional que ofrece servicios a domicilio, como un fontanero o un cerrajero, Tap to Pay es una alternativa mucho más cómoda, ya que no tienen que cargar con un datáfono a todas partes ni tienen que lidiar con los problemas de los datáfonos como la cobertura o la impresión de los tickets. Por otro lado, los clientes, pueden completar el pago bien con su teléfono móvil o bien con su tarjeta.
  • Aumentar las opciones de pago: ofrecer varias modalidades de pago permitirá a los pequeños comercios ir unos pasos por delante de su competencia. La comodidad y la flexibilidad son claves. De hecho, el 77% de los clientes valora positivamente que los comercios amplíen el abanico de opciones, según la encuesta “Nuevos hábitos en métodos de pago en España” de PaynoPain.
  • Seguridad: los códigos cifrados de las aplicaciones de pago móviles están ideados para garantizar la confidencialidad de los datos personales de los clientes, de modo que no se almacena el número de su tarjeta ni en los dispositivos personales ni en el software de pago móvil.

El futuro de los pequeños comercios y de los autónomos va a depender en gran parte de ofrecer una experiencia de óptima a los usuarios, que priorizan comodidad y seguridad a la hora de efectuar un pago. Parece que nos hemos acostumbrado a los datáfonos y que no hay un mundo más allá, pero en realidad existen opciones verdaderamente interesantes como Tap to Pay”, sostiene Jordi Nebot, CEO y cofundador de PaynoPain.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.