Trabajo híbrido, bienestar y formación: los pilares del empleo en 2023

128

Hoy en día, tres años después de la , las empresas se enfrentan a multitud de situaciones críticas, tratando al mismo tiempo de ser productivas y rentables. Además, la operativa del trabajo híbrido continúa siendo compleja y tanto los líderes empresariales como los empleados se encuentran en pleno proceso de conseguir el ajuste perfecto para satisfacer las necesidades de ambas partes. En función de ello, EPOS ha realizado, en colaboración con Foresight Factory, un informe titulado “Lugar de trabajo del futuro”, en el que se ha propuesto explorar las actuales tendencias globales y las emergentes de cara a este año de 2023. Incluso, en él se hace una mención especial a las soluciones tecnológicas, que van a poder ayudar a las empresas a desarrollar una estrategia híbrida a largo plazo para una fuerza laboral productiva.

Bienestar físico y mental

De esta forma, en este estudio queda patente que los trabajadores priorizan cada vez más su bienestar, tanto físico como mental, y que más de la mitad de los empleados en todo el mundo (53%) asegura que ahora otorga más importancia a su bienestar que antes de la pandemia.

Como consecuencia de ello, los trabajadores esperan que sus empresas se impliquen de forma activa en su bienestar. Tanto es así que el 38% de los empleados lo demandan directamente, pidiendo que se les otorgue tiempo libre por motivos de mental. En concreto, el 30% de estos asevera que le gustaría que su compañía les ofreciera horas concretas para realizar actividades de bienestar mental y físico.  

Evitar el agotamiento

Además, los participantes en el estudio apuntan como principales premisas: evitar el agotamiento y centrarse en la búsqueda de la felicidad. Y es que el agotamiento de los empleados es un problema persistente. De hecho, el 36% de los trabajadores de todo el mundo afirma que lo ha sufrido en los últimos 12 meses por trabajar demasiado, un sentimiento que es mayor en la Generación “Z” (40%) y los Millennials (42%). Esto se achaca en parte a la creciente desconexión que se está sufriendo entre empresas y empleados por el trabajo en remoto, lo que desemboca al final en un aumento del descontento. Así, menos de la mitad de los trabajadores están contentos con su trabajo actual y el equilibrio de su vida (43%), mientras que casi un tercio (30%) comenta que tiene la intención de cambiar de trabajo para mejorar su felicidad en general. 

Apuesta por el trabajo híbrido

El acceso a una oficina física es vital porque los empleados quieren evitar sentirse aislados y desean contar con empresas que ofrezcan oportunidades tanto físicas como virtuales para conectarse y colaborar. De esta forma, la mitad de los empleados dicen extrañar pasar tiempo con sus colegas en persona, ahora que pueden trabajar de forma remota. Una que es más elevada en la y Millenial. En concreto, el 80% está dispuesto a utilizar los espacios físicos de oficina con el objetivo de aprender, crecer y establecerse dentro de la comunidad de su lugar de trabajo.

La importancia del aprendizaje

Otro de los datos que se ha extraído con este estudio, es que hay que tener en cuenta que los empleados terminarán dejando su puesto de trabajo si no aprenden. Esto se debe a que el panorama laboral es cada vez más exigente para los empleados a los que se les demanda una actualización rápida de las habilidades existentes o, incluso, que adquieran otras nuevas. Esto en parte es lo que muchos trabajadores a nivel mundial han hecho durante los años de pandemia. De esta forma, ahora, el 60% de los empleados de todas las edades desea continuar formándose y al 44% le gustaría progresar y mejorar sus habilidades en su trabajo actual. De hecho, tienen claro que si no pueden aprender y crecer se irán para lograr sus objetivos profesionales.

Sobrecarga cognitiva

Otro de los puntos que trata el informe es que las soluciones tecnológicas deficientes pueden conducir a una sobrecarga cognitiva. En función de ello, las empresas también deben plantearse equipar a los empleados con soluciones que reduzcan el de fatiga cognitiva. Así, la investigación llevada a cabo por EPOS ha dejado patente que en entornos ruidosos el cerebro trabaja más para concentrarse en la fuente de sonido a la que debe prestar atención, lo que se traduce en un 35% más de esfuerzo cognitivo para escuchar. Con el tiempo esto puede derivar en una sobrecarga cognitiva y en fatiga cerebral, lo que afecta a los niveles de estrés, a la retención de información y, en definitiva, al rendimiento de los empleados.

En palabras de Jeppe Dalberg-Larsen, presidente de EPOS: “El entorno laboral nunca ha sido tan complejo como lo es hoy. Los líderes empresariales que invierten en el futuro de su empresa y en el de sus empleados deben pensar intencionalmente en sus estrategias híbridas. No existe un enfoque único para todos. Aunque en los últimos años hemos visto cómo la tecnología ha revolucionado el trabajo moderno, no sustituye al liderazgo ni a la formación. Los líderes de hoy se enfrentan a nuevos desafíos y deben poner a su gente en el epicentro del lugar de trabajo para mantenerlos comprometidos a largo plazo”.

Por su parte, Marta Vilella, Client Partner de Foresight Factory, comenta: “Cada negocio requiere de un plan único y personalizado que considere todos los aspectos de las operaciones comerciales, las personas y la formación. Los líderes empresariales deben sintonizar los problemas, desafíos e intereses que más preocupan a sus empleados y realizar los cambios necesarios para prosperar como equipo”.