NTT DATA y Pinsent Masons colaboran para hacer realidad la movilidad aérea urbana

118
  • Ambas organizaciones lideran la Iniciativa para el Desarrollo del Ecosistema de Impulso a la Aeromovilidad (DEIA).
  • La implantación de la aeromovilidad urbana depende de varios factores y uno de los principales es la creación de la normativa necesaria para que vehículos aéreos puedan circular por el cielo de las ciudades.
  • La ruta aérea que une Nuevo Azca-Chamartín-Barajas​ y la conexión área del complejo hospitalario La Paz​ podrían ser las primeras en desarrollarse.

. La consultora tecnológica NTT y la firma de abogados Pinsent Masons han presentado hoy el proyecto para el Desarrollo del Ecosistema de Impulso a la Aeromovilidad (DEIA), una iniciativa que ambas entidades están liderando y que se enmarca en un Hub de Aeromovilidad, un espacio colaborativo en la que se pretende impulsar el ecosistema aéreo con la colaboración de más organizaciones. Su objetivo es impulsar y promover proyectos de aeromovilidad en España, facilitando un entorno de co-creación empresarial y colaboración con las administraciones, aplicando a los proyectos de los asociados los conocimientos y contactos obtenidos en los proyectos impulsores.

La movilidad aérea urbana es un concepto de presente y de futuro, en un contexto de cambio del panorama de las ciudades, donde urgen innovadoras, eficientes y que aporten a los ciudadanos. Su implantación como uno más de los sistemas de transporte va a depender de numerosos factores; desde innovaciones tecnológicas que la hagan posible, hasta factores sociológicos y normativos.

La regulación es uno de los principales factores que deben comenzar a desarrollarse para que podamos ver pronto vehículos aéreos circulando por nuestras cuidades, según ha explicado Miguel Nieto, socio responsable del Departamento de Transporte y Movilidad de Pinsent Masons. En este sentido, ha incidido en que “merece la pena todo el esfuerzo normativo y administrativo que conlleva la integración del transporte aéreo en nuestro sistema de municipal”. Una necesidad que se sustenta por la aparición de una industria totalmente nueva de gran importancia económica y social, en la que España parte aventajada por contar con una importante industria aeronáutica.

Por su parte Enrique Sánchez, responsable de la división de Soluciones aéreas no tripuladas en NTT DATA, ha advertido que “diferentes empresas de movilidad, infraestructuras y sistemas están dando pasos para lograr que la aeromovilidad sea real. Así, ya se están desarrollando proyectos de vertipuertos, sistemas de control de vuelo, drones, aerotaxis, etc. Pero la inserción de un nuevo medio de transporte en nuestro sistema no es nada sencillo, siendo incluso más complicado si dicho medio de transporte es aéreo y, además, con vocación de ser urbano”.

En este sentido, han incidido en que la implantación de la aeromovilidad pone sobre la mesa toda una serie de cuestiones legales que, por ahora, ninguna administración está abordando. Por su parte, las instituciones europeas ya han asumido con gran responsabilidad el impulso de la aeromovilidad y han puesto en marcha una serie normativa de gran calado para todos los territorios, y para ir en línea con las exigencias que Europa quiere establecer, en España aún queda mucho trabajo por hacer al respecto. 

Proyectos impulsores

Mientras se desarrolla la regulación, la iniciativa DEIA ya contempla las que podrían ser las primeras rutas de vehículos aéreos en España. Proyectos para los que se han buscado supuestos casos de uso aceptados por la ciudadanía, adecuados al momento del desarrollo empresarial español y de carácter público.​

Uno de ellos sería el denominado AirShuttle Nuevo Azca-Chamartín-Barajas​, que conectaría la zona empresarial de Nuevo AZCA, la estación de tren de Chamartín y el Aeropuerto Adolfo Suárez Barajas a través de aerotaxi. Un proyecto que permitiría disponer de aeronaves como un nuevo medio de transporte integrado con las soluciones de movilidad actuales. Además, permitiría identificar los próximos pasos a nivel regulatorio ya que se integra movilidad urbana, interurbana y espacio aéreo. 

Otra de las propuestas es AirMedic en el complejo hospitalario La Paz​, ideada comoherramienta para salvar vidas​, puesto que su desarrollo contempla el transporte de medicamentos y muestras urgentes entre los tres hospitales del complejo (La Paz, Cantoblanco y Carlos III), permitiendo en un futuro incluir el nuevo hospital Enfermera Isabel Zendal. En cada uno de ellos se ubicaría un vertipuerto que se unirían mediante aerovías. Esta conexión permitiría la llegada de drones con transporte de medicación y muestras, en una media de entre tres y cinco minutos, frente al transporte por carretera que, dependiendo del tráfico, puede demorarse entre 13 y 25 minutos.