Mujeres y ciberseguridad: un impulso indispensable para el futuro digital

106

En el Día Internacional de la Mujer, Check Point® Software Technologies Ltd. (NASDAQ: CHKP), un proveedor líder de soluciones de ciberseguridad a nivel mundial, ha querido destacar el papel que tiene la mujer en la ciberseguridad. En los últimos años se ha producido un aumento de la presencia de las mujeres en esta área, ya que, según el informe de Tehtris “Mujeres en y ciberseguridad”, en 2013 representaban un 10% de los puestos en ciberseguridad, frente a un 25% en el último año, lo cual supone un crecimiento del 150% en la última década.

Check Point Software también ha reforzado su compromiso para la construcción y mantenimiento de una cartera de liderazgo equitativa, ocupando el 20% de sus cargos de vicepresidentes por mujeres, frente al estándar de la industria de sólo el 16%. Para fomentar la inclusión de las mujeres en el área de la ciberseguridad y dar respuesta a la brecha de género, Check Point Software destaca cinco razones por las que son el impulso indispensable para el digital:

1. Necesidad de talento: la primera razón atiende a la necesidad de incluir personal cualificado en ciberseguridad, ya que este sector ha adquirido mayor relevancia en los últimos años debido al aumento de los ciberataques a nivel mundial: según el Security Report 2023 de Check Point Software, en 2022 hubo un aumento del 38% de ciberataques semanales con respecto al año anterior. Desde Check Point Software se llevan a cabo como Woman Mentoring para desarrollar el liderazgo de futuras líderes femeninas o FIERCE, cuyo objetivo es formar a mujeres jóvenes para que se interesen en la ciberseguridad. De este modo, consiguen que las carreras tecnológicas dejen de ser un interés únicamente masculino y atraen y empoderan el talento femenino.
2. Perspectiva más completa y diversidad de enfoques: los problemas cibernéticos afectan a todas las personas, independientemente de su género, y los adversarios cibernéticos también provienen de diferentes orígenes. Es por esto, por lo que un equipo diverso puede responder con más efectividad a las necesidades de la población, además de comprender mejor las fórmulas de ataque de los adversarios. Otra razón fundamental es la que nos revela un estudio de Cloverpop: los equipos con diversidad de género toman mejores decisiones comerciales el 73% de las veces.
3. Habilidades de comunicación: las mujeres tienden a tener mejores habilidades comunicativas. Estas características son indispensables en cualquier empresa: una buena comunicación permite que el trabajo en equipo sea más eficaz y el entorno laboral sea más amable. Estas habilidades de las mujeres son cruciales para exponer claramente las amenazas a las que se enfrenta la empresa y cómo abordarlas.
4. Creatividad en la resolución de problemas: un equipo en el que hay diversidad de género puede ser más creativo a la hora de resolver los problemas de su empresa, ya que contará con una gran variedad de perspectivas y experiencias vitales. El papel de la mujer aquí se presenta como una posibilidad de aportar otros puntos de vista diferentes, así como fomentar el trabajo colaborativo, una característica que suele estar muy presente en el género femenino y que facilitaría y aceleraría la obtención de respuestas a estas problemáticas.
5. Adaptabilidad y resiliencia: las mujeres han demostrado en los últimos años la capacidad de cambio y de adaptabilidad de la que son capaces: después de estar toda la vida relegada a un segundo lugar, están tomando la fuerza necesaria para ocupar terrenos en los que nunca se ha considerado necesaria su presencia, como es el área de la ciberseguridad, siempre destinada a los hombres. Esta resiliencia es fundamental para la ciberseguridad, ya que es un sector que está en constante cambio y evolución, y los defensores tienen que mantenerse siempre a la vanguardia y a la par que los atacantes.

Check Point Software también compartió cómo las empresas pueden predicar con el ejemplo en la promoción de la diversidad de género y la inclusión. En los últimos años, Check Point ha introducido varios programas para garantizar la inclusión de las mujeres en esta industria tradicionalmente dominada por los hombres a través de:

• Secure Academy Program: a través de asociaciones con e instituciones educativas de todo el mundo, Check Point incluye la ciberseguridad en los planes de estudios académicos, animando a una amplia gama de estudiantes a explorar y sobresalir en este campo crítico.
• Graduate Program: adaptado a los nuevos graduados en ingeniería, ventas y otras disciplinas, este programa ofrece un puente hacia la industria de la ciberseguridad, proporcionando tutoría, experiencia práctica y oportunidades de desarrollo profesional.
• Check Point Mind: una iniciativa de formación integral que ofrece una serie de oportunidades de aprendizaje en ciberseguridad, garantizando que los profesionales puedan mantenerse al día de lo último en el campo, fomentando una cultura de aprendizaje e innovación continuos.

Estos programas demuestran colectivamente el compromiso de Check Point Software con el talento, la promoción de la diversidad de género y el equipamiento de la futura fuerza de trabajo con las habilidades necesarias para tener éxito en la ciberseguridad. Check Point también impulsa el apoyo a las mujeres en Check Point para que desarrollen sus carreras y asuman roles de liderazgo a través de su Programa de Mentoring de Mujeres en PO y FIRE (Females in Roles Everywhere). Esto ha llevado a la compañía a tener más de un 50% de mujeres en puestos de liderazgo ejecutivo, con mujeres dirigiendo a más de 4.000 empleados. Además, Check Point también participa activamente con socios de toda la comunidad para promover una amplia gama de identidades subrepresentadas en el sector tecnológico, incluyendo: She-Codes, WomenHack, Tech Career, JBH (Avratech), Kama Tech, Tzofen e ItWorks, entre otros. Al invertir en educación y desarrollo profesional, Check Point no sólo contribuye a cerrar la brecha de género, sino que también fortalece el panorama general de la ciberseguridad, haciéndola más resistente frente a las amenazas en un mundo cada vez más digital.

“La ciberseguridad precisa todo el tiempo de nuevos talentos que impulsen su desarrollo, sin embargo, la inclusión de las mujeres sigue siendo muy reducida y el crecimiento de su presencia en el sector es muy lento”, explica Maya Horowitz, VP de Investigación de Check Point Software. “Cerrar la brecha de género en ciberseguridad no es sólo una cuestión de igualdad. Por ello, concentramos nuestros esfuerzos en educación, desarrollo profesional y de la igualdad salarial para que el camino de las mujeres hacia el ámbito de la ciberseguridad sea cada vez más accesible y atractivo.”