Los turistas chinos que visitaron Europa durante las vacaciones del Día del Trabajo duplicaron su gasto según Alipay

135

El consumo y turismo chino están recuperándose tras el levantamiento de las restricciones a causa de la pandemia y la reanudación de los viajes internacionales. El ejemplo más reciente de ello es cómo el gasto de los turistas chinos se ha incrementado durante el último periodo vacacional en torno al Día del Trabajador, del 29 de abril al 1 de mayo*, cuando se han superado los niveles prepandemia.  

Aunque en este periodo los destinos asiáticos fueron los más populares, con Hong Kong, Macao, Japón, Tailandia y Corea ocupando los primeros puestos en cuanto a volumen de transacciones en , la plataforma digital abierta líder en pagos móviles y servicios de la vida diaria para el consumidor chino, destinos a mayor distancia también ganan terreno rápidamente. Así, Francia ocupa el séptimo lugar y Australia, el octavo.

Europa sigue aumentado su atractivo turístico para los viajeros chinos

Los principales destinos europeos para los viajeros chinos en las del Día del Trabajador fueron Francia, Reino Unido, Países Bajos, Italia, Alemania, España y Suiza. En este sentido, el gasto medio de los turistas chinos que utilizan Alipay en Europa excede el doble del registrado en el mismo periodo en 2019 durante las vacaciones del Día del Trabajador, batiendo las cifras previas a la pandemia. Este aumento del gasto pone de manifiesto la creciente popularidad de los destinos europeos entre los viajeros chinos.

Durante sus visitas a Europa, los comercios más populares entre los turistas chinos son los grandes almacenes como Printemps en Francia o , Las Rozas Village (Madrid) y (Barcelona) en España donde se aceptan los pagos con Alipay. Otros destinos de compra populares entre los viajeros chinos son las tiendas libres de impuestos (duty free). Asimismo, los viajeros chinos en Europa pueden pagar fácilmente con su teléfono a través de Alipay en otros establecimientos como restaurantes (ej. Botín en Madrid), lugares de interés turístico (ej. Casa Batlló o La Pedrera en Barcelona), así como en algunos supermercados y medios de transporte