Los ciberdelincuentes hacen llamadas suplantando a entidades bancarias

70

 

En medio del aumento de suplantaciones de , una modalidad fraudulenta conocida como «vishing» ha cobrado notoriedad en los últimos meses. Este tipo de estafa se desarrolla a través de llamadas telefónicas en las cuales un supuesto representante bancario intenta obtener información sensible o realizar acciones fraudulentas, advirtiendo de problemas inexistentes en las cuentas de las víctimas.

Métodos y variantes del fraude

Los estafadores emplean ingeniería social para manipular a las víctimas, a menudo manipulando el identificador de llamadas para aparentar que provienen de la entidad bancaria, generando así urgencia y confusión en el receptor. Utilizan tácticas persuasivas para obtener datos como números de cuenta, contraseñas o autorizar transferencias bancarias directamente desde las cuentas de las víctimas.

Se han identificado diversas modalidades de este fraude:

  1. Solicitud de códigos de seguridad: Los estafadores piden códigos de seguridad recibidos a través de la aplicación del o por SMS para autorizar transacciones.
  2. Solicitar acceso a la aplicación bancaria: Buscan obtener credenciales para controlar la cuenta del usuario.
  3. Engaño para realizar transferencias: Convencen a la víctima de que debe realizar una a una cuenta «segura» que ellos proporcionan, manipulándola para que realice el traspaso.
  4. Autorización involuntaria de retiro de dinero: Engañan a la víctima para autorizar a otra persona a retirar dinero desde un cajero.
  5. Creación de aplicaciones falsas: Los estafadores promueven aplicaciones falsas para robar información personal y bancaria.

¿Cómo protegerse?

Es fundamental la prudencia ante llamadas no solicitadas solicitando información sensible. Se recomienda verificar la identidad del interlocutor contactando directamente a la entidad bancaria o acudiendo a sus oficinas. También se aconseja contrastar la información con entidades de confianza como INCIBE a través de su Línea de en Ciberseguridad.

 

El vishing es un peligroso fraude que explota la urgencia y la confianza de las . Se insta a aplicar el sentido común, rechazar llamadas sospechosas y contrastar información para evitar ser víctima de esta estafa telefónica que afecta a entidades bancarias y otras empresas por igual.