Loewe iconic, un nuevo hito en los televisores de élite

141

Loewe, histórico fabricante de televisores, cumple un siglo. Un aniversario de nada más y nada menos que 100 años de trayectoria y experiencia que ha querido celebrar presentado un televisor único y de lo más elitista: Loewe iconic. Con una pantalla de 55 y 65 pulgadas, este nuevo producto ofrece un aspecto imponente realizado con especiales materiales, además de contar con prestaciones tecnológicas a la última.

Desde hace un siglo, la marca Loewe es todo un referente en términos de innovación dentro del sector de productos electrónicos de lujo. Un excepcional diseño, junto con su amplia trayectoria y experiencia en el desarrollo de tecnologías innovadoras, definen el ADN de la marca. Además, basándose en todo ello, la firma creó en 2020 una gama de audio que ha venido a sumarse a la tradicional gama de televisores, culminando ahora con esta nueva y extraordinaria obra de diseño: Loewe iconic.  

Un exterior fuera de lo común

Loewe iconic no es un televisor al uso, ya que cuenta con una forma escultural, permitiendo allá donde se ubique dar un toque refinado y artístico al ambiente y, así, convertir el hogar en algo más que un espacio para vivir. Con una estética impactante y al mismo tiempo elegante, bajo el diferenciador diseño de 360 grados de Loewe, este televisor encaja perfectamente en ambientes con influencias artísticas y es, por tanto, ideal para todos aquellos usuarios que quieran disfrutar de un clásico del diseño llegado desde el futuro. Así, en una elegante tonalidad gris grafito, la base del televisor es un sistema único de alta calidad que ha sido fabricada con Syno-Stone, material mineral sólido y duradero con una superficie no porosa extremadamente higiénica.

Avanzada tecnología de TV con calibración individual

Tanto Loewe iconic 65 como Loewe iconic 55 están capacitados para ofrecer una calidad de imagen perfecta gracias al de paneles OLED 4K de última generación y alta resolución, así como a la calibración individual que ha llevado a cabo la firma con cada uno de los aparatos. Basándose en algoritmos optimizados a lo largo de décadas, los nuevos televisores proporcionan imágenes naturales y armoniosas, y permiten disfrutar de un cine en casa del más alto nivel. Asimismo, su compatibilidad con HLG, HDR10 y Dolby VisionTM, les capacita para reproducir imágenes de alto contraste y un impresionante espectro de colores que transportan al telespectador a horizontes infinitos.

Dos potentes variantes disponibles

Además, el nuevo televisor de Loewe se encuentra disponible en dos variantes de chasis: SL5 y SL7. Ambos se caracterizan por su durabilidad y posibilidades de reparación, ya que han sido desarrollados y producidos en Alemania.

En concreto, el modelo SL5 ofrece la función Loewe DR+, que permite la grabación de programas fácilmente sin necesidad de disco duro USB externo. De igual modo, está equipado con un disco duro DR+ integrado de 1 terabyte que ofrece un tiempo de grabación casi ilimitado. Incluso, gracias al sistema integrado de dos canales y al doble sintonizador para todos los modos de recepción, es posible grabar dos programas de televisión a la vez o ver un programa mientras se graba otro. También, se puede interrumpir un programa para seguir viéndolo más tarde en diferido y en el archivo de grabaciones. Los ficheros almacenados se muestran acompañados de una clara vista previa con el título del programa y la fecha. A todo lo anterior, suma la función de sonido especial Mimi Sound PersonalizationTM, que permite ajustar el sonido en función de la capacidad auditiva de cada usuario. El producto, además, se acompaña de un Smart TV Stick 4K.

Por su parte, con su sofisticada tecnología y avanzado manejo, el chasis SL7 es ideal para vídeo a la carta: los usuarios de VoD pueden acceder rápidamente a las que desean a través del menú. Además, su grabador de disco duro integrado, Loewe DR+ de 1 TB, permite grabar programas de televisión de la forma más sencilla.

En concreto, la pantalla de inicio de Loewe presenta una estructura clara que permite controlar de un vistazo todos los contenidos importantes, así como una selección casi ilimitada de opciones de entretenimiento. Ver la televisión o videos a la carta, escuchar música, navegar por Internet o usar servicios online son solo algunas de las funciones que el televisor combina en esta variante y reproduce con una calidad de imagen de primera clase.

Impactante sonido cinematográfico que llena la estancia

Perfectamente integrada en el diseño, la barra de sonido ofrece una experiencia de audio natural con un impresionante sonido cinematográfico capaz de llenar la estancia y con una excelente inteligibilidad de la voz, incluso, en salas de gran tamaño, gracias a su potencia total de 360 vatios. Para ello, se vale de tres (izquierdo, derecho y central) y dos subwoofers integrados, siendo un sistema 3.1 que puede ampliarse fácilmente a una configuración 5.1. Así, se pueden emparejar de forma inalámbrica y sin latencia dos altavoces delanteros y dos traseros, o un subwoofer, como, por ejemplo, los altavoces de la marca pertenecientes a la línea klang mr 1/3/5 y el subwoofer klang sub1. De hecho, cuando se emparejan altavoces delanteros, los altavoces izquierdo y derecho de la barra pasan automáticamente a hacer la función de canal central. También, es posible emparejar altavoces activos más antiguos o amplificadores activos a través de su conexión AV multicanal y todo ello sin tener que usar ningún dispositivo adicional. De igual manera, la barra destaca por ser compatible con , DTS:X, aplicaciones multiroom vía Play-Fi, WDAL y por poder adaptarse a receptores AV.

PVP Loewe iconic 65: 7.999 euros ( incluido)

PVP Loewe iconic 55: 6.499 euros (IVA incluido)