La realidad virtual, en la vanguardia como herramienta de evaluación en los procesos de selección

134

Hoy en día, en los procesos de selección se buscan candidatos que reúnan ciertas habilidades que demanda el puesto a cubrir. En este sentido, los departamentos de Humanos deben de innovar en sus métodos para saber realmente quién reúne esas capacidades y, por tanto, encontrar al candidato más completo.

Ser capaz de evaluar las habilidades de las personas no siempre resulta sencillo. Actualmente existe una tendencia que consiste en aplicar un tipo de assessment basado en la realidad virtual. En él, los candidatos que se postulan a ocupar una vacante participan en un de realidad virtual en el que los evaluadores registran ciertas conductas en los distintos escenarios que el juego plantea. Estos contextos son los que permiten evaluar determinadas competencias, especialmente aquellas relacionadas con el en equipo, la planificación, la comunicación y la resolución de problema, al recrearse situaciones que pueden darse en la vida real. “Un ejemplo de estas situaciones podría ser la necesidad de cruzar un puente en el entorno simulado. Esta situación puede permitir observar cómo los candidatos se enfrentan a ello, es decir, si deciden cruzar sin pensar, si tiende la mano a otro compañero o si el candidato toma la iniciativa y se ofrece a cruzarlo primero. Cada reacción atiende a determinados rasgos de personalidad que surgen de manera natural”, asegura Mar Moreno, Responsable de Assessment y Transformación de Wyser, la firma de Gi Group Holding que ofrece soluciones de Búsqueda y Selección de Directivos, que ha decidido apostar por este tipo de assessment en los procesos de selección de la mano del espacio de Realidad Virtual, Virtual Zone.

Asimismo, este tipo de assessment gamificado a través de realidad virtual permite evaluar diferentes perfiles, desde candidatos que inician su andadura en el mercado laboral, y por tanto van a cubrir puestos juniors, a otros con una dilatada experiencia, y que van a incorporarse a un comité de dirección. “Para la puesta en marcha de este assessment, hemos adaptado ciertas escenas para conseguir recrear determinados contextos. Esto nos ha permitido extrapolar patrones de comportamiento ligado a personalidades concretas. Sin embargo, cuando una empresa decide utilizar esta herramienta en su proceso de selección, la clave está en definir previamente qué competencias quieren medir, es decir, se realiza un diseño adhoc del mapa de competencias a evaluar, en función de las habilidades que se buscan entre los candidatos”, reconoce Mauricio Jiménez, Business Director de Wyser.

¿Qué beneficios tiene este tipo de assessment?

El entorno lúdico facilita que los candidatos se relajen y se olviden de que están en un proceso de selección, lo que permite una inmersión casi total, y que las respuestas sean mucho más espontáneas.

Además, las empresas que optan por utilizar este tipo de herramientas transmiten su apuesta abierta por la y las nuevas tecnologías, lo que convierte a estas compañías en atractivas para los candidatos. Así, el uso de realidad virtual en el proceso de selección mejora la experiencia del candidato. En general, es una importante de employer branding.

“Una vez finalizado el assessment gamificado, es aconsejable realizar otras pruebas de cruce de información y así poder facilitar al candidato un feedback más completo, centrado, principalmente, en sus fortalezas y áreas de desarrollo”, afirma la Responsable de Assessment y Transformación de Wyser.