El almacenamiento en la nube: tarea pendiente para el 75% de los marketers

126

La consultora Merkle Spain, especializada en Customer Experience Management y perteneciente al grupo dentsu international, ha lanzado recientemente sus Customer Experience Imperatives 2023; una guía que se publica anualmente con las últimas tendencias en datos, tecnología y experiencia del cliente.

En esta última edición Merkle establece las tres prioridades que deben tener en cuenta las marcas a la hora de ejecutar una estrategia de CX completa y personalizada, al mismo tiempo que se construyen duraderas con el cliente que permiten capear la incertidumbre económica y tecnológica actual.

En este 2023, una de las palancas para preparar la organización de cara a los futuros cambios en las plataformas y tecnologías es el almacenamiento de los datos en la nube. Hoy en día se torna imprescindible tener los datos de cliente en un entorno seguro que sea accesible a todas las partes de la compañía y que sea fácilmente integrable con otras tecnologías existentes.

De acuerdo con los resultados del Customer Engagement Report 2022 de Merkle, menos de una cuarta parte de los marketers han migrado todos los datos de los clientes a la nube y solo el 24% gestiona los datos de campaña desde un repositorio central.

Con demasiada frecuencia, los datos propios de las marcas se alojan en diferentes ubicaciones, lo que impide poner al cliente en el centro de la organización y articular una experiencia personal y única. Los datos de cliente tienen aplicación en todas las áreas empresariales, sin importar cómo se han ingestado. A medida que los datos de los clientes continúan creciendo, tanto en volumen como en complejidad, solo un entorno en la nube proporciona la velocidad, la flexibilidad, el rendimiento y la agilidad que necesitan las marcas. 

Desde el punto de vista tecnológico, la nube ha supuesto un acicate para la centralización de los datos. Al fin y al cabo, estas soluciones permiten el acceso en tiempo real a la información, sin importar la localización y, al mismo tiempo, facilitan la y empoderan al dato a lo largo de los canales y tecnologías integradas.

Por qué almacenar los datos en un entorno cloud

  • La nube permite la accesibilidad en tiempo real a cualquier cantidad de datos, independientemente de su .
  • La accesibilidad en tiempo real mejora la capacidad de compartir, automatizar, salvaguardar y potenciar los datos a través de la tecnología y los canales.
  • Las tecnologías compatibles con la nube ayudan a democratizar la toma de decisiones basada en datos y respaldan las prácticas de gobernanza de datos.
  • Una vez que se almacenan los datos en la nube, otras piezas esenciales de tecnología, como la resolución de identidad, los motores de personalización, la gestión de contenido y las de gestión de activos digitales, se pueden integrar sin problemas.