Del doblaje a los subtítulos, la IA revoluciona la industria audiovisual

0 100

La industria audiovisual está experimentando una revolución impulsada por la Inteligencia Artificial (), que se extiende desde el doblaje hasta los subtítulos. La creciente de la IA en el campo de la traducción ha transformado su modus operandi, reduciendo considerablemente tanto el tiempo necesario para obtener la traducción como  los costes asociados al proceso.

“El mercado del de IA crecerá en los próximos años de forma exponencial. Hay previsiones que auguran que antes de 2030 podría alcanzar los 1,3 trillones de dólares”, explican desde Happy Scribe, startup de referencia en tecnología de voz a texto, que advierte que, aunque las herramientas de IA han mejorado significativamente, los traductores humanos siguen siendo esenciales para garantizar traducciones que van un paso más allá, especialmente en aspectos como el contexto y el tono de voz, gracias a su especialización y capacidad de contextualización.

Innovaciones como la traducción automática con redes neuronales permiten traducciones basadas en patrones, y se han logrado avances significativos en la traducción de voz y la traducción automática de subtítulos. “Para grandes volúmenes de datos, la traducción con IA ha demostrado ser más rápida y económica, pero la comprensión de los matices del lenguaje sigue siendo una tarea que requiere habilidades humanas”, añade Marc Assens, CTO y cofundador de Happy Scribe.

El hándicap estriba en encontrar un equilibrio entre calidad y coste para superar el elevado de la demanda de traducción automática, lo que está impulsando el de herramientas de traducción mediante IA y generando nuevos empleos de traductores y correctores.

Una de las industrias más afectadas es la audiovisual, donde la IA permite agilizar el proceso tradicional de doblaje con el uso de voces sintetizadas que imitan emociones y tonos humanos. La introducción de modelos generativos, especialmente en el e-Learning, destaca un enfoque centrado en las personas, lo que permite a los lingüistas modificar y utilizar voces generadas por IA, fusionando tecnología avanzada con la intuición humana para mejorar la calidad del doblaje.

En definitiva, en la industria audiovisual, el equilibrio entre la evolución tecnológica y las habilidades humanas se presenta como el mejor camino posible para ser competitivo. La clave del éxito no reside solo en adoptar nuevas tecnologías, sino en integrarlas con un toque humano.

Cómo internacionalizarse con los subtítulos

Incorporar subtítulos en un proyecto audiovisual para llegar a más audiencia también significa expandir una empresa y conseguir un importante crecimiento para un negocio. La experiencia de Happy Scribe en su colaboración con múltiples empresas es un claro ejemplo de ello, y cabe destacar el caso de una startup con sede en Ámsterdam, Growth Tribe, plataforma de aprendizaje digital. Juntos, han conseguido que la educación digital sea accesible a todos gracias a los subtítulos.

Con sus cursos online prácticos, la plataforma de educación online proporciona a los profesionales los conocimientos y las habilidades digitales. Con el subtitulado de Happy Scribe, Growth Tribe ha mejorado la accesibilidad de su educación digital a sus estudiantes, de diversas nacionalidades y zonas horarias.

Para hacer el contenido accesible a todos, necesitaban una solución de audio a texto para agregar subtítulos con la mayor precisión posible en varios idiomas, holandés e inglés, y así también ampliar la audiencia de sus vídeos bajo demanda. La eficiencia de Happy Scribe ha permitido al equipo de Growth Tribe subtitular 130 horas de video en menos de 24 horas de manera rápida y precisa, permitiendo ahorrar más de 600 horas de trabajo de transcripción y subtitulado manual.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.