3 razones por las que deberías usar contraseñas de frase, según Kingston

244

Una contraseña es una forma de autenticación para entrar en alguna aplicación, dispositivo o acceder a algún tipo de información. A diario las utilizamos para acceder a nuestro o para sacar dinero del cajero, entre otros muchos gestos cotidianos.

Normalmente tienen una longitud de entre 6 y 10 caracteres que combina tanto letras (mayúsculas y minúsculas) como números y símbolos, intentando que sea robusta y fácil de recordar. Sin embargo, hay una fórmula mucho más segura para mejorar la seguridad de una cuenta: las frases de contraseña. Esta técnica permite escribir hasta 64 caracteres (en algunos casos incluso más) como contraseña, pudiendo poner una frase que nos guste, una parte de una canción, una fórmula matemática o un refrán, por ejemplo.

Por ello, Kingston Digital Europe Co LLP, filial de memoria flash de Kingston Technology Company, Inc., líder mundial en productos de memoria y soluciones tecnológicas, quiere profundizar en las de este tipo de y por qué son más beneficiosas para guardar datos:

  • Son más fáciles de recordar: pese a que son más largas, son menos complejas por lo general que una clave con caracteres aleatorios de letras, números y símbolos, ya que podemos poner una frase, un chiste, la letra de una canción o cualquier otra conjunción de letras de la que nos acordemos.
  • Son más difíciles de adivinar para los atacantes: la extensión es a su vez el inconveniente más grande que tienen los a la hora de hacer frente a este tipo de seguridad. Pese a que con un ataque de fuerza bruta a un ordenador potente puede llevarle escasos segundos en adivinar una contraseña de 12 caracteres, una de 64 es exponencialmente mucho más complicada, aunque solo lleve letras.
  • Compatibilidad con los sistemas operativos: los sistemas operativos más usados y populares del mundo, como Windows, Mac o Linux, ya ofrecen a sus usuarios la posibilidad de establecer contraseñas de hasta 127 caracteres. Por ejemplo, podremos poner una frase de contraseña para iniciar sesión en nuestro ordenador con este tipo de contraseña, algo que puede ser realmente útil para equipos que necesitan la máxima protección.   

Kingston tiene una línea de dispositivos hardware cifrados llamada IronKey, en la que hay varios terminales que tienen la opción de frase de contraseña para proteger la información en su interior, como la IronKey VP 50 y la IronKey VP 80. Estos aparatos también borran la información en su interior cuando la contraseña se ha introducido erróneamente 10 veces.

“Las frases de contraseña son una gran mejora con respecto a las contraseñas tradicionales, ya que son más fáciles de recordar y más difíciles de adivinar gracias a su longitud”, comenta Jordi García, director de negocio de Kingston en España. “De nuestro de dispositivos me gustaría destacar la IronKey VP 50, que cuenta con la opción de tener varias contraseñas para diferentes usuarios y así poder acceder al sistema desde distintas vías y no perder información. A su vez, incluye la opción de tener una pregunta de seguridad que responderse con una frase de contraseña. Por otro lado, la compañía SySS, empresa externa que hace pruebas de seguridad, la ha galardonado con la certificación “Approved Security”, un premio que refuerza la seguridad de nuestro dispositivo.”